Qué hacer en Barcelona? MIBA, el museo de las buenas ideas

Museo Miba en Barcelona

Qué hacer en Barcelona? MIBA, el museo de las buenas ideas

Una fregona con micrófono incorporado, un papel “prearrugado” para escribir currículums o una maceta que se mueve por sí misma en busca del sol….son solo algunas de las locas propuestas que se pueden contemplar en el  Museu d’Idees i Invents de Barcelona (MIBA),el único de estas características que existe en el mundo.

Pero el MIBA es mucho más que una colección de inventos curiosos o humorísticos. El centro, puesto en marcha por el inventor y creativo Pep Torres en 2011, es también un motor de innovación y un punto de encuentro entre emprendedores de todo el mundo, así como una plataforma de formación y de relación entre inventores y empresas.

Enclavado en un entorno privilegiado en pleno centro de Barcelona, el MIBA tiene una puesta en escena muy original y vanguardista que convierte el edifico en un invento en sí mismo.

Para los más incrédulos, un periscopio permite observar el interior del museo para decidir si vale la pena comprar la entrada.

Una vez dentro, un tobogán gigantesco comunica las dos plantas del edificio bajo el lema “a veces en la vida hay que lanzarse”. Los lavabos cuentan con pantallas que emiten vídeos de la compañía humorística El Tricicle al detectar la presencia de personas y una zona de resonancia permite a los visitantes escuchar los ecos de sus propias ideas.

Cinco áreas de exposición

El museo cuenta con cinco espacios expositivos que buscan estimular la creatividad y el espíritu emprendedor de los visitantes, además de provocarles algunas sonrisas.

El “Fotour, un tour pel futur”, galardonada con el premio Ciutat de Barcelona en el año 2006, propone un  recorrido imaginario por los objetos cotidianos que presuntamente utilizaremos en el año 2300.

La exposición “Espacio Absurdo” recoge una colección de inventos “inútiles y absurdos, pero muy divertidos”. Entre los más destacados unos calcetines con DNI para no perder la pareja después del lavado, un paraguas-taxi o comida fluorescente para perros para que sean visibles sus excrementos.

Paraguas-taxi en el MIBA de Barcelona

 

Pero no todo en el MIBA es humor y risas. La sección Sociedad Limitada expone inventos de particulares, empresas y centros tecnológicos para convertirse en un escaparate para los creadores independientes.

Por su parte, el Reflexonarium propone mirar el mundo con otros ojos con una serie de inventos que invitan a reflexionar, como unas gafas autograduables  y un filtro purificador destinados a ayudar en países del tercer mundo, una taza de café con leche con espacio para colocar las galletas o un recogedor con peine para sacar la pelusa de la escoba sin mancharse las manos.

Finalmente, el MIBA reserva un espacio a exposiciones temporales que ofrecen las últimas tendencias en invención y creatividad.

Además, el museo cuenta con una tienda en la que se venden los inventos más destacados y  un centro de formación que organiza cursos para emprendedores, seminarios , conferencias y workshops.

Un lugar para pequeños inventores

minMiba enBarcelona

¿Cuántos niños han soñado con ser inventores? El MIBA hace su sueño realidad a través del mini MIBA, un espacio en el que los menores de 5 a 12 años pueden dibujar un invento y depositarlo en una urna.

Cada mes el museo selecciona los tres mejores que, además de recibir una patente para su invento, cuentan con la ayuda de un equipo profesional para construir un prototipo. A final de año el MIBA presenta estos inventos alrededor del mundo en ferias y museos  internacionales

Visita el MIBA y deja volar tu imaginación en un museo único en el mundo. La diversión y el entretenimiento están asegurados y, además, ¿quién sabe si no saldrás motivado para poner en marcha tus ideas y proyectos?